Coordinación con otras organizaciones

Todos sabemos discursivamente de la importancia de la coordinación y trabajo complementario entre las partes, pero contadas veces se sabe el cómo. Creemos que la forma más eficaz para que suceda es poniéndolo en práctica, poner a prueba sobre el territorio la posibilidad o no de un trabajo en conjunto.

Uno de los grandes debates que se suscita en este punto es ante la pregunta ¿Con quién coordinar?, discusión que se tenía previamente en la organización ante la aparición de propuestas de trabajo desde diferentes ámbitos. Podemos decir ante esa pregunta que hoy el “con quién”, depende claramente del “para qué”. Creemos que para que la coordinación pueda darse sin problemas y sea fructífera, debe hacerse sobre la base de objetivos comunes, expectativas claras de ambas partes, y formas de ver el problema y perspectivas a futuro complementarias. Claramente dependerá de la magnitud de la acción, el “para qué” que antes nombrábamos, no es lo mismo coordinar para una acción puntual, en un momento determinado, que intentar complementar un proceso. Encarar un trabajo en el tiempo, la construcción de un proceso de transformación requiere del trabajo con organizaciones, instituciones, personas, que sean conscientes de la necesidad de esa transformación; que a su vez tengan una postura clara entorno a las tareas de las diferentes partes dentro de dichos procesos.

Ante un trabajo cada vez más complejo y abarcativo, fue necesaria la coordinación. Se intenta a continuación describir y contar los diferentes tipos de coordinación que son necesarios.

Coordinación con Asambleas Barriales, con los vecinos

ArqCom LP siempre cree indispensable para el avance de las propuestas la necesaria organización de los vecinos, para llevar adelante la lucha por la reivindicación del derecho a la tierra y a la vivienda, es fundamental que se organicen para que su reclamo sea escuchado con más fuerza. Contamos anteriormente que la inundación motivó gran parte de las Asambleas barriales que hay en diversos barrios de la ciudad de La Plata, el trabajo se potenció gracias a lo que el agua organizó. Fue con las asambleas surgidas con las que se comenzó a trabajar, apuntando siempre a su protagonismo en los procesos, siendo los mismos vecinos los que encabecen los reclamo, gestión y movilización de los recursos necesarios para lograr mejoras en su situación.

Coordinación con Organizaciones Políticas

Cuando se habla de buscar transformaciones estructurales del modelo de ciudad y sociedad, esto no se logra solo desde la arquitectura. Objetivos mayores requieren de apuestas en otras esferas de decisión, que puedan generar cambios. Sabemos que al hacer laburo diario en el barrio se hace política, se tiene una perspectiva política propia, se interpreta de forma particular el modelo existente, y se propone desde el accionar respuestas que construyan el modelo al que se apunta. Se sabe que lo que se construyen no son las salidas de raíz a las causas que provoca el modelo actual, pero si se pretende un proceso de transición que sepa adonde apunta.

La articulación con organizaciones políticas es muy necesaria para poder aceptar la necesidad de acción en diversas escalas. ¿Con qué organizaciones políticas? Recurre nuevamente a reflexionar de qué depende dicha “elección”. En este caso vuelve a ser necesario el poder complementar los objetivos, enfoques y perspectivas con las organizaciones que se coordine, más aun, debe haber ciertas coincidencias con la organización en las formas de construcción en los barrios. Desde ArqCom LP creemos fundamental una construcción desde las bases, que nazca de las necesidades reales de las masas; que apunte a una ciudad más equilibrada y accesible, donde el pueblo pueda ser representado por el Estado, y éste sepa satisfacer las necesidades básicas de toda la población. Es desde esta óptica que se cree fundamental la organización de los vecinos, llevada adelante por ellos mismos, es cuándo creemos que con las organizaciones políticas que coordinemos tienen que querer facilitar estos mecanismos, en base a tener perspectivas comunes. Entendiendo a nuestra organización como un medio para ello, y no un fín en sí mismo.

Coordinar en la Facultad

ArqCom LP se compone de estudiantes y graduados de la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la UNLP, a los cuales nos unió siempre una mirada crítica en cuanto a la formación recibida. El perfil profesional que se construye en la facultad hoy deja de lado una realidad habitacional que necesita de su atención. Desde la organización creemos, más que necesario, apuntar a mostrar alternativas a las prácticas reales que puede llevar adelante un arquitecto, construcción que conlleva no sólo el reconocimiento por parte del Estado y los vecinos, sino también de la Universidad Pública que nos forma. Nuestra formación hoy en día requiere que se inyecte de nuevas herramientas que sirvan para dar respuesta real a los problemas de la sociedad: más del 80% de la población no recibe la ayuda de un arquitecto, ni podríamos asistirla por la falta de instrumentos y respuestas.

La organización nació ligada siempre a la facultad, trabajando en conjunto con la organización de Agite Estudiantil, que tiene más de 10 años de vida, y que desde el 2013 es Conducción del Centro de Estudiantes de Arquitectura y Urbanismo (CEAU), conjunto con En Perspectiva y Estudiantes Independientes (conforman el frente Dale!). La coordinación con Agite pretende construir dentro de la Facultad la referencia de una alternativa a la formación diaria, poder difundir y dar a conocer lo que se hace en los barrios, poder contactar a los estudiantes que tengan ganas de sumarse, poder organizar eventos, charlas y jornadas de debate en torno a la producción social del hábitat, poder generar espacios que se introduzcan como alternativa real de formación: como cursos, seminarios, taller libre, etc. Es necesaria la coordinación mano a mano con un grupo de estudiantes que viva a diario la Facultad y permita ver las posibilidades políticas de introducir los debates en la cotidianeidad.

Coordinar con otras disciplinas

La construcción de la interdisciplina es infaltable en los discursos de los profesionales que trabajan en los problemas del hábitat, sin embargo cuesta verla en la práctica, cuesta entender y llevar a la práctica el cómo y el para qué.

Es mediante el abordaje del hábitat como un concepto abarcador, más allá de la vivienda, que es indispensable el trabajo con otras disciplinas. Creemos que hay muchos otros profesionales que pueden ayudar al trabajo diario, siempre que sean grupos dispuestos a un trabajo con el colectivo de los vecinos y organizaciones, dejando en claro objetivos y expectativas de cada uno.

10168161_483025061826697_1770050236568952759_n